lunes, 7 de febrero de 2011

Resistencia Aeróbica y Anaeróbica

La resistencia es el factor más importante en cualquier deporte
Porque si esta disminuye también disminuirán en forma paralela las otras cualidades que hacen posible los mejores rendimientos deportivos. Hay básicamente dos tipos de resistencia: La resistencia aerobica y anaerobica.
La resistencia aeróbica, también llamada orgánica, se da cuando se realiza un esfuerzo de larga duración, pero de intensidad moderada y para el cual la cantidad de oxígeno que se utiliza es igual a la que se absorbe. Se da por lo tanto un equilibrio entre el oxigeno aportado y el que es absorbido. Algunos llaman a este equilibrio "steady state". Este proceso se asegura por la intervención de la respiración, la circulación, el sistema circulatorio y la utilización del oxígeno en el tejido. Esta resistencia está en relación directa con la capacidad de los sistemas circulatorio y respiratorio para abastecer de oxígeno y materias nutritivas a los músculos y transportar hacia los puntos de eliminación los productos de deshecho que se forman durante el esfuerzo.
Según estudios, ejercicios físicos que se realicen por debajo de las 140 pulsaciones son aerobicos. Cuando superamos este límite, aunque puede cambiar según cada persona, se entra en el umbral anaerobico, donde se produce un aumento de ácido láctico y se contrae deuda de oxígeno.
La resistencia anaerobica se da en esfuerzos de mayor intensidad aunque de menor duración. Cuando el ejercicio es demasiado intenso la cantidad de oxígeno que el cuerpo necesita consumir es superior a la que le puede aportar, originándose una "deuda de oxígeno" que se podrá equilibrar una vez terminado el ejercicio. Esta situación donde el oxígeno es insuficiente es llamada fase anaerobica.

22 comentarios:

  1. que buena explica de educacion fisica

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar